The New BLDR

Nuestra bitácora de creatividad, innovación y amor. Siempre amor.

Text metich:

compre hoy su mica de privacidad

Últimamente he estado tratando de crear un término o hashtag que defina a la creciente comunidad de live action stalkers arrojados de la cotidianidad de viajar más tiempo de lo que se debería en el transporte público.

Muchas veces me toca ir parada en el camión y debido a mis brazos de T. Rex no tengo mucha destreza para revisar mi celular en el trayecto, por lo que debo entretenerme con los de los demás. Me convierto en una stalker, encuentro casi intuitivo asomar mi cabeza o torcer mis ojos para ver conversaciones que se llevan a cabo en celulares ajenos. Si usas tu smartphone en espacios públicos ten por seguro que ya eres una víctima de lo que he bautizado como text metich.

Hace poco leí un artículo que hablaba del metichismo en los celulares, aunque se reservó a hablar de hombres viendo videos porno o películas para pasar el rato, me di cuenta que durante mi experiencia en el text metiching había visto historias que valían la pena rescatar:

Caso 1. El romance

Un barbón bien vestido escribiendo una especie de cadaver exquisito con alguna chica en otro camión. La historia era un romance entre la chica nueva en una escuela y un estudiante intrigado por la descarada joven que entra al aula sin pedir permiso. El barbón pidió la parada antes de que pudiera averiguar si alguien se iba a atrever a convertirlo en cuento erótico.

Caso 2. “If you look closely you can actually pinpoint the exact moment his heart breaks in two"

Este fue un diálogo corto, una chica escribiendo un mensaje de Whatsapp de al menos 20 líneas de romance terminando con un: "te cuidas, amor" y muchos corazones. El mensaje de contestación: "Sale, nos vemos".
La chica intentó un par de veces actualizar la conversación en busca de algún emoji que suavizara la respuesta del chico. Finalmente guardó el celular en la bolsa y suspiró.

Caso 3. El plagio

Este caso no tiene que ver con texto pero es rescatable: un diseñador anónimo viendo como un mocoso intenta copiar un logotipo que él había hecho para una revista y presentarlo para alguna clase en la universidad.
Nota: La revista era Posh y el diseñador Pablito.

El text metich no es exclusivo del transporte público, espero puedan encontrar su spot ideal y se den la oportunidad de espiar al de al lado y agregar más casos de estudio a esta práctica para que pronto podamos formar una asociación de text metichers.


Siguiente Artículo

blog comments powered by Disqus