The New BLDR

Nuestra bitácora de creatividad, innovación y amor. Siempre amor.

2016: No lo hicimos bien, lo hicimos mejor.

Algunos de ustedes van a recordar el 2016 como el año en que murió David Bowie, Prince o Juan Gabriel; algunos como el año en el que ganó Trump y «perdió» México.

Algunos otros como el año en que se divorciaron por culpa de Tinder o como el año en que chocaron por mandar un whatsapp manejando y prometieron no volverlo a hacer, pero lo hicieron.

Let's win the Internet.

Nosotros queremos recordarlo como el año en que obtuvimos algunos reconocimientos y nuestra primera Mención Honorífica en Awwwards.

2016 nos trajo además unas inmensas ganas de trabajar mejor y ganar el Awwwards y un FWA en 2017.

Muy elegante, con el listoncito blanco y todo

Una web en constante cambio.

Motivos para recordarlo sobran. 2016 nos cambió de oficina porque ya no cabíamos en la anterior, se llevó –en el buen sentido– a Jorge y a Andrea, y a cambio nos trajo a Tania, Juan y recientemente a Wendy, sólo para enseñarnos una cosa: todo se mueve, todo cambia y siempre hay algo por aprender.

We know our shit.

Iniciamos el año con una propuesta nueva de slogan por parte de un cliente, «deberían cambiar su slogan por Mierda entregamos» dijo, y aunque no lo aceptamos, creemos que tiene razón.

Algunas veces entregamos mierda, pero una mierda increíble, hecha a mano, con creatividad e ideas de inicio a fin, con sangre social, fully responsive, con copys de campeonato y un respeto por el diseño y la comunicación como pocos. Mierdas únicas que no cuestan $1,000 pesos.

Un ejemplo de la mierda que entregamos

We can't make coyotes fly.

Después de varias batallas y años por definir lo que realmente hacemos bien, nos dimos cuenta que no sabemos, ni queremos volar; sólo hacemos y queremos hacer una web chingona, una web de clase mundial desde una ciudad acostumbrada a los templates de WordPress, tarea difícil, pero al parecer no imposible.

Alguna vez dijimos que podíamos, pero nos dimos cuenta de que es mejor ir de otra manera. En bici, por ejemplo.

For a Better Web.

Algunos de ustedes van a recordar el 2016 como el año en que se casaron con la mujer que les gustaba en la prepa, el año en que fueron papás por primera vez, el año en que decidieron iniciar un negocio, dejar el auto y andar en bici, el año en que comenzaron a trabajar desde temprano sólo porque saben que siempre se puede ser o estar mejor.

Pensamos igual, creemos lo mismo, más allá de los premios y los finiquitos sabemos que siempre podemos hacerlo mejor.

Después de todo, el 2016 también vio a los Chicago Cubs ganar la serie mundial después de 100 años.

2016 nos llenó de gracias en forma de proyectos y clientes y lo único que nos queda es hacer lo propio:

Gracias (Clientes) por la confianza y el trabajo en equipo.

Con amor de todos en WELOVECORNER.

Diciembre 2016.


Siguiente Artículo

blog comments powered by Disqus